Quienes son
Azafranes Jiloca es una empresa familiar productora, envasadora y comercializadora de azafrán en Monreal del Campo, pueblo sito en la Comarca del Jiloca – Teruel, la producción de azafrán siempre ha estado presente en la familia de José María Plumed que en 1993 decidió, ante la posibilidad de que el azafrán desapareciera de la comarca, implantar la comercial e intentar sacar adelante un proyecto personal que además consiguiese que el cultivo no desapareciese de Monreal del Campo. Una vez establecida la comercial a lo largo de mas de 20 años se puede decir que se cumplieron los objetivos iniciales ya que el cultivo aumentó considerablemente y la comercial fue un éxito, mas productores se sumaron al cultivo en la comarca ya que se les garantizó un canal de venta para dar salida al azafrán que producían.
Que hacen
Actualmente Azafranes Jiloca produce y comercializa azafrán ecológico con certificación otorgada por el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica, también compra azafrán al resto de productores de España comercializando azafrán Superior, a lo largo de los años no se ha parado de innovar lanzando al mercado productos elaborados con azafrán con el fin de dinamizar la comercialización y expandiéndola al ámbito internacional.
En 2016, Azafranes Jiloca, fue galardonada con el Superior Taste Award, este premio de carácter internacional reconoce la calidad sobresaliente del azafrán que distribuye y fue concedido previa cata de 200 profesionales del sector de la restauración, entre ellos varias estrellas michelin.
En 2017 también obtuvo un galardón, en este caso a la Excelencia Profesional reconociendo la gestión social de la empresa, su crecimiento internacional, la capacidad de innovación y la excelente relación y servicio prestado a los clientes.
Por que han decidido apoyar este proyecto
Nos sumamos al proyecto encantados de poder apoyar una iniciativa clara y seria para que se desarrolle una evolución positiva en la labor del cultivo del azafrán, a lo largo de los años es uno de los pocos cultivos que no se ha podido mecanizar de manera adecuada y se ha perdido competitividad, mas aun si cabe que la despoblación en el medio rural y la falta de mano de obra es muestra de la gran necesidad de ponerse a trabajar ya en soluciones reales para que el azafrán sea una opción real de futuro. También quiere formar parte del proyecto para aportar en la posibilidad de crear nuevas sinergias de apoyo y trabajo que puedan surgir en el camino.